Guía completa para limpiar y cargar energéticamente una amatista

Introducción:

La amatista es una hermosa piedra semipreciosa conocida por sus propiedades curativas y energéticas. Se cree que esta piedra ayuda a equilibrar el cuerpo, la mente y el espíritu, y aporta serenidad y claridad mental. Para aprovechar al máximo los beneficios de una amatista, es importante aprender a limpiarla y cargarla energéticamente de manera adecuada. En este artículo, exploraremos diferentes métodos para limpiar y cargar una amatista, desde los más simples hasta los más espirituales.

  1. ¿Por qué limpiar y cargar una amatista?

Antes de sumergirnos en los detalles de cómo limpiar y cargar una amatista, es fundamental comprender por qué es necesario realizar estos pasos. Las piedras, incluida la amatista, pueden acumular energías negativas o no deseadas debido a su interacción con el entorno y las personas que las manejan. Limpiar una amatista ayuda a eliminar cualquier energía negativa que haya absorbido, restaurando su vibración original y su capacidad para brindar beneficios positivos.

Cargar una amatista, por otro lado, implica infundirle energía fresca y revitalizante. Este proceso es especialmente útil si la piedra se ha utilizado durante mucho tiempo o ha estado expuesta a situaciones estresantes. Cargarla energéticamente le permite a la amatista recuperar su poder y potencial máximo.

Métodos para limpiar una amatista:

1. Agua corriente:

Uno de los métodos más sencillos y efectivos para limpiar una amatista es utilizando agua corriente. Sostén la piedra bajo un chorro de agua fría durante unos minutos, asegurándote de cubrirla completamente. Imagina cómo el agua fluye sobre la amatista y lleva consigo cualquier energía negativa que pueda haber acumulado. Después de enjuagarla, sécala suavemente con un paño limpio.

    2. Sal marina:

La sal marina es otro elemento natural excelente para limpiar y purificar las piedras. Llena un recipiente con agua y agrega sal marina. Coloca la amatista en la solución salina durante unas horas o toda la noche. La sal absorberá las energías negativas, dejando la piedra limpia y purificada. Después de remojarla, enjuágala con agua corriente y sécala adecuadamente.

3. Tierra:

La amatista también puede ser limpiada enterrándola en la tierra. Encuentra un lugar en tu jardín o en una maceta donde puedas enterrar la piedra. Asegúrate de marcar el lugar para no perderla. Deja que la amatista repose en la tierra durante al menos 24 horas o hasta varios días. La tierra absorberá cualquier energía negativa, permitiendo que la piedra se recargue. Desentierra la amatista con cuidado, límpiala suavemente y sécala completamente.

4. Selenita:

La selenita es una piedra conocida por su capacidad para limpiar y recargar otras piedras. Coloca la amatista sobre una pieza de selenita durante varias horas o durante la noche. La selenita actuará como un imán para las energías negativas de la amatista, ayudando a limpiarla. Además, la selenita también potenciará las propiedades curativas y energéticas de la amatista, dejándola lista para ser utilizada nuevamente. Después de utilizar la selenita, asegúrate de limpiarla también, ya que habrá absorbido las energías negativas de la amatista.

 

III. Métodos para cargar energéticamente una amatista:

 

Luz solar:

La amatista se carga fácilmente con la energía del sol. Coloca la piedra en un lugar soleado, preferiblemente al aire libre, durante al menos varias horas. Asegúrate de elegir un lugar seguro donde la piedra no se dañe o se caliente demasiado. La luz solar nutrirá y revitalizará la amatista, llenándola de energía positiva y restaurando su brillo natural.

 

Luz lunar:

Además de la luz solar, la luz de la luna también puede cargar energéticamente una amatista. Coloca la piedra en un lugar donde pueda recibir la luz de la luna directamente, como al aire libre o cerca de una ventana. Déjala allí durante toda la noche, especialmente durante las fases de luna llena o creciente. La luz de la luna infundirá a la amatista con energía suave y calmante, realzando sus propiedades espirituales.

 

Amatista o cuarzo transparente:

Otra forma de cargar una amatista es utilizando una amatista o un cuarzo transparente. Estas piedras comparten una afinidad energética y la amatista puede ser cargada con la energía de otra piedra de la misma familia. Coloca la amatista junto a una amatista o un cuarzo transparente durante varias horas o toda la noche. La energía transferida de la piedra cargada revitalizará y fortalecerá la amatista.

 

Intención y visualización:

La intención y la visualización son herramientas poderosas para cargar energéticamente una amatista. Toma la piedra en tus manos y establece una intención clara y positiva para ella. Puedes decir una afirmación en voz alta o en tu mente, como “Cargando esta amatista con energía positiva y sanadora”. Visualiza un flujo de luz brillante y cálida que envuelve la piedra, llenándola de energía positiva. Mantén esta visualización durante unos minutos o el tiempo que consideres necesario.

 

Conclusión:

 

La amatista es una piedra preciosa fascinante con propiedades curativas y energéticas. Para aprovechar al máximo sus beneficios, es esencial limpiarla y cargarla energéticamente de forma regular. Los métodos mencionados anteriormente, como el agua corriente, la sal marina, la tierra, la selenita y la luz solar o lunar, son opciones efectivas para limpiar y cargar una amatista. Recuerda que la intención y la visualización también son poderosas herramientas para infundir energía en la piedra. Al practicar estos métodos con regularidad, mantendrás tu amatista en óptimas condiciones y disfrutarás de sus poderosos beneficios energéticos.

 

Sobre el autor

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad