Propiedades y usos del Coral

Coral

No es una piedra, sino el exoesqueleto cálcico de un animal marino. Cuando el animal muere el exoesqueleto permanece.

La palabra coral procede del latin “corallium” o “collarum” que a su vez procede “korallion” y que viene de una palabra semítica “goral” que significan piedra o guijarro en alusión a la petrificación del exoesqueleto del animal en cuestión.

El coral sale descrito en algunos textos griegos y romanos de antes de nuestra era.

Puede ser rosa, rojo de todas las tonalidades, blanco, marrón o negro.

Pero hay una variedad mediterránea de un rojo tan característico que ha dado lugar a la denominación de ese color particular como rojo coral o simplemente color coral.

La interacción con los Chakras es según su tonalidad predominante.

Contiene la fuerza del mar y el poder vibrante del rojo.

Aporta energía vital, siendo estimulante y vivificador.

El coral se ha considerado un potente amuleto para atraer las riquezas y protegerse contra el mal de ojo.

El coral favorece el encuentro con el “yo” interior.

Scroll to Top
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad